Tías logra para Lanzarote uno de los 4 galardones en Canarias que premian la calidad y belleza de senderos por el litoral

El sendero de La Tiñosa hasta Puerto Calero permite el avistamiento de cetáceos marinos y tiene un yacimiento de la época de los mahos

Desde este verano en el Barranco del Quíquere ondeará la Bandera del Sendero Azul, uno de los 68 galardones en España

El municipio de Tías, en la isla de Lanzarote, la sido galardonado con cinco banderas azules, del total de las nueve que ondearán este 2019 en la isla de los volcanes. El litoral de Tías se convierte, así en la zona del Archipiélago canario con más banderas azules y en el primer destino turístico canario, además, donde todas sus playas han sido premiadas con bandera azules.

Este año, por primera vez en la isla de Lanzarote, un municipio logra para un sendero que discurre por su litoral recibir la máxima acreditación medioambiental que otorga la FEE, Fundación Europea de Educación Ambiental. Es Tías, que presentó la propuesta del Barranco del Quíquere, entre La Tiñosa y Puerto Calero, la que ha recibido uno de los 4 galardones de banderas azules para la categoría de senderos, en el conjunto de las Islas Canarias.

 

Desde el Ayuntamiento de Tías se ha promovido en esos últimos años acciones para dar a conocer la belleza y singularidad de este sendero, que discurre entre ambos linderos íntegramente por el municipio de Tías. La localidad de La Tiños hasta el cruce de la carretera de acceso a Puerto Calero está dentro del término municipal de Tías.

En este sendero se ha ubicado un mirador, y zona de estacionamiento acotado de vehículos, además de aros salvavidas en una de las pequeñas calas naturales que existe en la zona del Barrando del Quíquere, donde el célebre tenor canario Alfredo Krauss tenía su casa de vacaciones.

Los Senderos Azules son itinerarios que discurren por el litoral y que enlazan o parten de playas, puertos o centros de interpretación que han sido galardonados con la Bandera Azul en 2019.

El objetivo de los Senderos Azules es el de diversificar la oferta turística de sol y playa, ayudando a resaltar y promocionar los valores naturales, culturales y patrimoniales del litoral de los municipios que han obtenido la Bandera Azul. Entre los Senderos Azules encontramos antiguos caminos de ronda y senderos litorales que han sido transitados durante siglos.

Transitar por el sendero azul de La Tiñosa hacia Puerto Calero permite el avistamiento de cetáceos marinos (esta zona del litoral conejero es frecuentado durante todo el año por delfines y ballenas), y conocer parte de la cultura aborigen de los Mahos al localizarse en su entorno un yacimiento de grabados líbicos bereber.

 

Muchos municipios han realizado esfuerzos para recuperar antiguos caminos y sendas litorales; otros han recuperado sistemas dunares, protegiéndolos con la instalación de pasarelas peatonales que nos acercan a los valores ambientales de las playas, ayudando a minimizar nuestro impacto sobre el medio.

Así, el galardón Sendero Azul reconoce el esfuerzo realizado por los municipios distinguidos en recuperar antiguos caminos y sendas litorales y en transformarlos en valiosos recursos para la realización de actividades recreativas, deportivas, turísticas y de educación ambiental.