El Fondeadero acoge una Jornada Informativa sobre la aplicación de la normativa e intolerancias alimentarias

Portada Curso Alergias e intolerancias alimentarias web2 (2)Aetur y el Ayuntamiento de Tías promueven esta jornada

Las instalaciones del Centro Cívico El Fondeadero, e n Puetro del Carmen, acogerán este jueves 11 de diciembre una jornada informativa de adaptación a la normativa europea sobre alergias e intolerancias alimentarias.

Aetur, la Federación de Empresarios Turísticos de Lanzarote (que aglutina al sector de restauración-), de manera conjunta con la Concejalía de Dinamización y Proyectos del Ayuntamiento de Tías, bajo la dirección de la concejal Nerea Santana, promueven esta jornada que arrancará a las 10 horas.

A través de estas jornadas, donde también colabora la Asociación de Empresarios de Tías zona abierta, V&V y Social Val, se pretende dar más información a los profesionales de la restauración y comercios de alimentación sobre la normativa europea 1169/2011, que señala la obligatoriedad de informar sobre las posibles alergias e intolerancias alimentarias con ciertos tipos de alimentos que se expenden al público o se ofertan en los platos y menús alimenticios.

El Reglamento (UE) nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de octubre de 2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor recoge en su texto dos campos de la legislación en materia de etiquetado: el del etiquetado general de los productos alimenticios, regulado por la directiva 2000/13/CE, y el del etiquetado nutricional, objetivo de la directiva 90/496/CEE.

El propósito del Reglamento es perseguir un alto nivel de protección de la salud de los consumidores y garantizar su derecho a la información para que los consumidores tomen decisiones con conocimiento de causa. Se introduce un etiquetado obligatorio sobre información nutricional para la mayoría de los alimentos transformados. Los elementos a declarar de forma obligatoria son: el valor energético, las grasas, las grasas saturadas, los hidratos de carbono, los azúcares, las proteínas y la sal; todos estos elementos deberán presentarse en el mismo campo visual. Además, podrá repetirse en el campo visual principal la información relativa al valor energético sólo o junto con las cantidades de grasas, grasas saturadas, azúcares y sal. La declaración habrá de realizarse obligatoriamente «por 100 g o por 100 ml» lo que permite la comparación entre productos, permitiendo además la decoración «por porción» de forma adicional y con carácter voluntario.

En relación con los ácidos grasos trans, la Comisión Europea preparará un informe, en el plazo de 3 años, que podrá acompañarse de una propuesta legislativa.

La información nutricional obligatoria se puede complementar voluntariamente con los valores de otros nutrientes como: ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, polialcoholes, almidón, fibra alimentaria, vitaminas o minerales. La nueva regulación permite, de manera adicional, indicar el valor energético y las cantidades de los nutrientes utilizando otras formas de expresión (pictogramas o símbolos, como el sistema de semáforos), siempre y cuando cumplan con ciertos criterios, por ejemplo, que sean comprensibles para los consumidores y que no se creen obstáculos a la libre circulación de mercancías. En el plazo de 6 años la Comisión deberá presentar un informe sobre la conveniencia de una mayor armonización. Con esta Jornada informativa en El Fondeadero se pretende acercar toda esta norma a los profesionales del municipio de Tías.