El Ayuntamiento de Tías entrega los premios del certamen de poesía Equinoccio
  •  Ariadne Valery y Gabriela Pardo ganan el certamen de poesía, incluido en el festival celebrado la pasada semana en el municipio

Tías, 23 de marzo de 2022

 

Ariadne Valery, con su poema “En mi carreta”, y Gabriela Pardo, con el poema “Llegan ahora los recuerdos”, son las ganadoras de las categorías de adultos y jóvenes del certamen de poesía Equinoccio, impulsado por el Ayuntamiento de Tías y celebrado la pasada semana dentro del festival de poesía que lleva el mismo nombre.

 

El festival Equinoccio, respaldado por el Ayuntamiento de Tías a través de la concejalía de Cultura que gestiona Pepa González, ha sido organizado por María Lara y Baltasar de León con el objetivo de conmemorar y difundir este vehículo de comunicación y expresión artística. Además del concurso, se impartieron talleres, charlas y espectáculo de danza y poesía.

 

Los premios del certamen fueron entregados el pasado domingo en el Teatro Municipal de Tías con un acto de presentación de un taller poético. Durante la entrega de premios se otorgaron menciones especiales en la categoría de adultos a María Isabel Montero, con el poema “A un solo segundo” y a Teresa Rasmussen, con “Siempre niña”; y en la categoría de jóvenes a Yonay Alonso, con su poema “Anoche mientras dormía” y a Dana Núñez, con “No duró nuestro amor, pero sí el dolor”.

 

En mi carreta

 

Hoy es el último día

que tus flores duermen

sobre mi mesa.

 

Dejo tu camino empedrado

en una carreta de sueños,

porque se diluyó mi inocencia

cuando me amabas a golpes.

 

Me quitaste la risa

con reveses de miedo.

 

Pensándome nula,

desaparecí para mí,

porque tu culpa se hacía la mía

cuando llorabas tu ira.

 

Me robaste la voz

a fuerza de gritos

 

Sintiéndome ruin,

disparé contra mí,

porque tu culpa se hacía la mía,

cuando dolían tus manos.

 

Yo te amé,

animal herido,

nombrándome verdugo de tu corazón

 

Hoy es el último día

que tus flores

me vendan los ojos,

porque ahora sé

las heridas que tengo que lamer.

 

Y no me culpo más

porque hoy sé

que yo te amé.

 

Y no hay vuelta atrás,

porque hoy sé

que no te abandono…

 

Voy a ver si me encuentro.

 

 

Llegan ahora los recuerdos

 

Llegan ahora los recuerdos del verano anterior

como dulce primavera de jazmín y paños mojados.

Soy demasiado cobarde para compartir mis secretos

y demasiado inteligente para obviarlos;

así que,

convivo con ellos

 

Las personas se me cruzan torpemente

y los ciegos de amor por almas ajenas

me invitan a rondas de tequila

en el bar que hace esquina con la tristeza.

 

Busco la inocencia en tu mirada,

como busco el verso perfecto que descubra mis arterias más profundas.

 

No necesito gente porque tengo mi interior

y me convenzo de que las cosas van mejor

aun sabiendo que hace tiempo que no descubro a mi mente pensando algo boni

 

Todos se quejan porque quieren más,

aun teniéndolo todo;

no entienden que el escritor es aquel que siente y transmite

No hay pausa ni excepción,

solo un vuelo que se pierde.

 

Llamaron ayer preguntando por razones

pero como a nosotros ya no nos quedan

aseguré que se habían equivocado,

(creo que dejaron un mensaje de voz),

y creo ver gente enamorarse

y yo dudo que eso sea amor.

Queman las palabras

con promesas que son incapaces de cumplir

 

Odio a la gente que cree tener razon.

Mucho más si la tiene

 

El deseo muere en brazos de la guerra

y los jóvenes ignoran la belleza del momento,

¡el deseo está muriendo!

 

No pidas perdón ni permiso

el silencio se comió lo que quedaba de otoño

y el frio llego de pronto.

 

El amor supera el rechazo,

pero nunca la falta de verdad.

Porque la historia se debe vivir, morder, soñar.

Tu marcha dejo deseos salados que almaceno etiquetando

«prohibido consumir antes de cenar»

 

Admitámoslo,

todo era mas bonito cuando nos queríamos,

al menos,

era más real.

  

Síguenos en Facebook, Instagram y Flickr: @ayuntamientodetias  Twitter: @AyunDeTias