La iglesia estaba llena en la lectura del pregón de Las Fiestas de La Candelaria